Info.

Consejos a la hora de reformar el baño. Aquí te podemos dar ideas sobre las principales dudas que pueden surgirte a la hora de reformar el baño.


Quizás es una de las dudas que más surgen al reformar el baño. Tener bañera te permite tener más comodidad a la hora de relajarte. Por eso al cambiar el baño es importante decidir si ponemos bañera o plato de ducha. En función de quién la vayáis a usar, puede ser mejor una opción u otra. La bañera, por ejemplo, si hay niños en casa, pero si hay personas mayores, el plato de ducha es lo mejor en cuanto a accesibilidad. Además, el plato de ducha contribuye a una mayor sensación de amplitud en el baño y a que el consumo de agua sea menor. En cambio si tenéis mucho espacio y queréis utilizarlo podríais optar por poner los dos, la bañera para un momento más relajante y el plato de ducha para el uso diario.

La verdad es que es una decisión a tener en cuenta antes de cambiar el baño. Decantarse por un lavabo encastrado es más económico, pero también es de estilo más clásico y del que se dispone de menos variedad de modelos. El de sobre encimera es mucho más vistoso y de un estilo más sofisticado. En tayasia podemos asesorarte para escoger el mejor lavabo, trabajamos con diferentes materiales como la piedra natural de rio, la piedra de onix, mármol y madera fósil. Y todo se puede realizar en la medida y acabado deseado.

Puede ser una cuestión de estilo, pero también de capacidad. Si queremos reformar el baño debemos pensar como queremos que sea el almacenaje extra (además del mueble de baño). Un almacenaje visto es más moderno, sí, pero suele tener menos capacidad y requiere de más cuidado, ya que debemos tenerlo todo en orden. En cambio, cuando disponemos de un almacenaje oculto como puede ser un mueble-camerino, nos permite almacenar más cosas y hacerlo de un modo más práctico y menos estético. Nosotros disponemos de variedad de muebles y accesorios de baño para su almacenaje, que se pueden personalizar y realizar a medida.

En este caso cada opción tiene sus ventajas y sus desventajas, pero, los dos son buenas opciones. El suspendido, además de ser más moderno, nos facilita la limpieza y genera una mayor sensación de amplitud. Por el contrario, tiene menos capacidad. Si necesitamos mucha capacidad de almacenaje, es mejor el mueble a suelo, aunque le reste amplitud al baño y sea, por lo general, de un estilo más clásico.